Frente a los problemas de comportamiento

Frente a los problemas de comportamiento

Estamos otra vez con lo de siempre. Si tu hijo se despierta 5 veces por la noche es que tiene problemas de sueño, si no se está quieto en el carro y hace todo lo que le dices tiene problemas de comportamiento. Pero vamos a ver, ¡de dónde se sacan algunos profesionales lo que es normal y lo que no! ¿Cuántos niños duermen con un año diez horas del tirón? ¿Cuántos niños se están quietos sin moverse en el mismo sitio y no utilizan la palabra NO? Pues alguno habrá, pero nadie me va a convencer de que el 99% de los niños son así y que el mío es el 1% restante.

¿A qué viene todo este rollo? Pues a otra perla que me soltaron la pediatra y la enfermera de pediatría cuando mi peque tenía casi 14 meses. Sí, habéis leído bien, 14 meses.

Mi peque es de principios de agosto así que la revisión del año acabó cayendo a finales de septiembre, al ser un pueblo pequeño en agosto no hacen revisiones y las primeras semanas de septiembre la pediatra tenía vacaciones. Lo miraron, lo midieron, lo pesaron… Y en ese punto empezó, como en cada revisión, el conflicto. Que si no ha aumentado casi, que tiene que comer más, que si déjale el pecho, porque nosotras somos férreas defensoras de la lactancia materna, pero está claro que en el caso de tu hijo está influyendo negativamente en su peso y hay que destetarlo, tendrás que comprarle Pediasure… Llegados a este punto a mí ya me hervía la sangre, y por suerte o por desgracia mi cara lo dice todo, no sé poner cara de pocker. Les dije claramente que no lo iba a destetar y que no tenía claro que necesitara el Pediasure. Y entre tiras y aflojas, no sé cómo, la conversación derivó en el comportamiento de mi hijo. No sé qué les dije, no sé si fueron ellas las que me preguntaron alguna cosa, el caso es que mi peque es un niño que tiene mucha personalidad, que no quiere decir que sea un niño de pataletas, ni que te destroce la casa en una milésima de segunda. Cuando digo que mi hijo es muy movido, la gente sobreentiende que es un salvaje incontrolable. El caso es que mi peque es muy expresivo desde muy pequeño, yo también lo era, y desde bastante bebé ha sabido hacernos entender lo que le gusta y lo que no, y nosotros hemos intentado respetar, dentro de lo posible, sus preferencias. Que hay algo de comer que no quiere porque le da un asco tremendo, pues lo substituyo por otra cosa parecida la próxima vez y al cabo de un tiempo le vuelvo a probar lo primero. Con la comida parece que nos olvidamos cómo comemos nosotros los adultos, si hay algo que no nos gusta muchas veces no lo comemos y a nadie parece importarle, ¿por qué con los niños hay que ser tan inflexible? ¿Qué más da que la pera no le guste si se come la manzana? ¿Qué más da?

Me estoy yendo un poco por las ramas. El caso es que mi hijo con casi 14 meses, empezaba a enfadarse o enrabietarse (dependiendo del día) cuando no quería algo, se pasaba el día diciendo que no, tenía una temporadita de esas en las que hay que armarse de paciencia, y además comía poquito para comer y cenar, llevaba unos meses sin probar los cereales para desayunar y yo estaba bastante harta de la persecución a la que nos tenían sometidos la pediatra y la enfermera. A parte, agosto había sido un mes duro, a mi suegro le había dado un ataque al corazón en León (él es de allí y va todos los veranos) y mi marido se había ido dos semanas para estar con él, por lo que me había quedado sola y había tenido que hacer peripecias para combinarme los horarios del trabajo con mi madre para que pudiera quedarse con el peque. Estaba agotada, así que no fui con muy buena cara a la revisión, y para acabarlo de rematar, después de inflarme la cabeza con lo del peso y el destete, la enfermera de pediatría, ni corta ni perezosa me dijo:

– Tu hijo tiene problemas de comportamiento. Está un poco adelantado a su edad y parece que tiene la crisis de los 2 años. En el pueblo de al lado está el centro X que es para familias cuyos hijos tienen problemas, hay psicólogos especializados en el tema, toma el teléfono, ya me dirás qué tal.

En ese momento no supe cómo reaccionar. Me guardé el teléfono del centro y el folleto del Pediasure, recogí los bártulos (hijo incluido) y me fui a la farmacia. Le compré el dichoso bote de Pediasure y cuando llegué a casa y me tranquilicé. Empecé a cabrearme conmigo misma. Me había dejado llevar a su terreno, había dudado de lo que yo creía, de mi hijo. Guardé el Pediasure y tiré el teléfono del maldito centro a la basura.

No me entra en la cabeza que alguien pueda pensar que un niño tan pequeño pueda tener problemas de comportamiento, ni con 14 meses, ni con 2 años ni con 3. Que sean rebeldes, que defiendan sus preferencias, que hagan todo lo contrario a lo que les dices no significa que tengan problemas, para mí quiere decir que están madurando, están creciendo, están reivindicando que ellos no son como nosotros, que no tienen por qué pensar como sus padres, ni tienen por qué gustarles las mismas cosas, y quieren tener derecho a tomar decisiones, y creo que hay que dejarles. No me entendáis mal, no quiero decir que hay que dejarles hacer lo que quieran, pero hay decisiones que pueden tomar que son totalmente inofensivas como la camiseta que se quieren poner, el vaso que quieren para beber, qué fruta quieren comer, si quieren ir al parque o quedarse en casa… Y eso les da seguridad en sí mismos, se sienten valorados, sienten que su opinión cuenta y lo más importante, hace que se sientan felices.

¿Y a vosotros? ¿Os han soltado alguna perla parecida sobre vuestros peques? ¿Qué pensáis sobre los teóricos problemas de comportamiento?

Anuncios

16 comentarios en “Frente a los problemas de comportamiento

  1. A ver, creo que en todo hay un punto medio… Mañana en el blog hablaré de las rabietas que está teniendo Rafa las últimas semanas, a ver si te sirve de algo… Al final, todo depende de muchos factores, que los niños tengan rabietas puntualmente no es raro, que las tengan todos los días sí…Por eso digo que depende.
    Claro que están madurando pero hay que ayudarles poniendo límites, los justos, porque como bien dices son niños, pero a veces hay que decirles que no a algunas cosas. Mis hijos comen estupendamente bien y muy sano pero, si les dejara elegir a ellos lo que quieren merendar, ya t digo que lo primero que cogerían es una bolsa de gusanitos…Al final, el que coman fruta o verduras ha sido un aprendizaje que les hemos inculcado… Es cierto que si aborrecen algo, no se lo doy… pero intento no descartar nada sano de su alimentación.
    Al igual que creo que no es casualidad que duerman del tirón desde muy pequeños los dos, quizás es porque una serie de rutinas les han ayudado a conciliar el sueño profundamente… Lo cual no significa q luego tengan temporadas que puedan dormir peor… Como ves, todo es relativo, yo creo que debes ser tú la que valore si tu hijo tiene algún problema en función de si lo notas cansado o irascible, esos son los factores por lo que suelo saber si mis hijos están bien o no, y ya me puede decir un profesional lo q quiera, que yo sé identificar perfectamente lo que les pasa…. Y como dices, hay cosas que ellos pueden elegir desde pequeños sin que eso signifique q tengan ningún problema de comportamiento, así que si tú estás tranquila, no le des más importancia a lo que te hayan dicho..

    Me gusta

    • Estoy totalmente de acuerdo en que hay que poner límites, puede que no me haya expresado bien. Y en cuanto a la alimentación por supuesto que no descarto nada sano, de hecho mi hijo prefiere una pieza de fruta a unos gusanitos, me refiero a que si no le gusta la naranja y la mandarina sí, no veo por qué obligarle a comerse la naranja. Respecto a las rabietas, siempre tienen épocas peores que otras y hay que tener paciencia, pero aunque las tuviera todos los días, no pensaría que tiene un problema de comportamiento, intentaría buscar qué factores les están influyendo negativamente para que se esté comportando así.

      Le gusta a 1 persona

  2. Buffff; yo es q los pediatras y todos esos, cuanto más lejos mejor, de hecho a mí en la revisión de los 2a me dijo: te voy dar ya noséqué porque como no venís mucho por aquí…
    El instinto, y chispún.
    Lo de comer sano… depende de lo sano que comáis vosotros tb, porque el niño come lo que tú le ofreces y ya. Yo me di cuenta una temporada que mi hijo sólo comía galletas cuando íbamos por la calle, claro, pq yo sólo llevaba galletas en la bolsa, y entonces las sustituí por frutos secos.
    Hay madres q dicen es que sólo come petitsuis, claro coño, es que sólo tienes petitsuis en la nevera, si tuvieras yogur de cabra lo mismo te pediría yogur de cabra… Lo que ven es lo que hacen.
    Y las rabietas…. ya cesarán!!

    Me gusta

    • En eso de la comida tienes toda la razón, si ven que nosotros comemos porquerías ellos también las querrán comer, nosotros comemos sano (aunque el papi es muy asquerosillo para comer pero hace un esfuerzo) y al peque lo que más le chifla es la fruta, todavía no ha probado ninguna que no le guste, pero también es verdad que no siempre depende de lo que tú comas, hay quienes tienen paladares más o menos exquisitos. Y las rabietas son una etapa y no hay que buscarle tres pies al gato con eso.

      Me gusta

  3. Vaya! Hoy coincidimos con las torturas pediatriles! No sería más fácil que fueran más respetuosos para con nosotros y con nuestro modo de crianza? Sigo con lo que te he comentado antes en mi blog, los niños no son robots autómatas. Cada uno tiene su personalidad, su manera de ser, sigue su desarrollo… Y cada mamá y papá tienen un estilo de enseñanza diferente y por que sea diferente no quiere decir que sea válido.

    Y eso lo he tenido que aprender yo en mi profesión. No puedo cuestionar el modo de educar a sus hijos! Intento no dar consejos a no ser que me los pidan y si veo algo, que según mi punto de vista, podría mejorarse (en beneficio del niño) intento dar un consejo de manera súper respetuosa y no invasiva. Pero a modo de orientación y no a modo de imposición.

    Otra cosa que también ocurre a día de hoy es que la palabra de un médico va a misa. Y no se te ocurra rebatirla! Supongo que eso les hace sentir avalados para seguir dando consejos que no se les han pedido!

    Le gusta a 1 persona

  4. ¡Ostras! ¡Qué fuerte! Por lo que veo cuando se trata de niños que no engordan lo que ellos creen necesario los padres viven una auténtica tortura psicológica ¡pff!
    Pero de gente mayor hay más gorda y más flaca, más movida y más tranquila, más altos y mas bajos,… y lo tenemos más asumido… ¡Dios mío! Ahora todo se mide y clasifica 😦

    Me gusta

    • Pues sí, no sé qué manía tienen con clasificarlo todo, desde que nacen ya los puntúan pobres. Menos mal que hace unos meses nos mudamos al pueblo donde yo crecí y tenemos otro pediatra (que da la casualidad que era mi pediatra de peque), y me dijo que no nos alarmáramos que por como éramos mi marido y yo seguro que de pequeños éramos también como el peque. La enfermera no lo tiene tan claro por eso, ya veremos.

      Me gusta

  5. Que mala suerte con la enfermera,a mi me dicen todo eso y salgo llorando…es muy alucinante que te ” asesoren ” sobre la conducta de tu hijo si tu no has preguntado antes al respecto,es cómo una agresión verbal en toda regla,según mi opinión. Yo estoy temiendo la revisión del año,lo cumple el mes que viene, y te quisiera preguntar cuanto es el peso estimado que han de hacer, el mío pesaba 8,600 con 6 meses y estará con 9,700 en torno a los 11 meses ,siempre ha ido bien pero su alimentación es pecho y comida a trocitos porque rechazaba los purés y ya se que me armarán bronca…mi pediatra me aconsejó destetar lo con 5 meses porque pedía cada dos horas,día y noche,y del sueño ni hablamos..yo tampoco concibo que tengan trastornos en absoluto ni de sueño ni conducta ni de nada!! Los adultos podemos ser de mil maneras pero los niños sólo de una.Cada bebé es de un temperamento diferente.

    Me gusta

    • El mío con 6 meses pesaba 7,550 y con 12 meses 8,900 así que el tuyo lo pasa de sobras jajaja. Mi hijo ha pedido siempre cada pocas horas y cuando hace calor es normal que pidan más porque tienen sed. Con la comida y el sueño hacen muchas cambios, ahora con casi 27 meses come muy bien (me pide repetir incluso los platos que más le gustan) y duerme toda la noche (puede que el colecho influya en eso, a veces abre los ojos y como estamos ahí se vuelve a dormir), hasta que se destetó hace pocos meses se despertaba muchas veces de noche para mamar. Pienso que hay que darles tiempo, que cada niño va a su ritmo. Si lo que te preocupan son los percentiles por internet hay páginas que te lo calculan. Pero yo no me preocuparía. Un abrazo

      Me gusta

      • Gracias por responder! Siempre ha ido cómo un torete de peso pero cómo es no normal se ha estancado y encima ya camina,por lo que no para quieto!!pero es que en las revisiones en lugar de ayudar parece que van a cuestionar,y si te has informado mucho del tema alimentación, sueño del bebé parece que les siente mal o algo así, no te puedes cambiar de centro de salud?

        Le gusta a 1 persona

  6. Me ha encantado leer este post porque yo también les dejo elegir bastante, qué les apetece comer, qué dibujos quieren ver, qué chaqueta quieren ponerse, evidentemente eso no quiere decir que les deje hacer todo lo que les dé la gana. Pero muchas veces me asaltan las dudas de si lo estaré haciendo bien, si soy demasiado permisiva… Yo también pienso que los niños son personas con sus propias preferencias y personalidad, por lo que intento en la medida de lo posible respetarlo. Pero estamos tan incomprendidas si no les imponemos njestras decisiones, que me ha gustado leer que no lo estoy haciendo tan mal, sino a mí manera, que para eso podemos elegir cómo criar a nuestros hijos.

    Me gusta

    • A mí también me alegra ver que no estoy sola en este mundo y que no soy tan bicho raro, jejeje. Creo que siempre tendremos dudas, hagamos lo que hagamos, pero creo que tenemos que ser fieles a nosotras mismas y no cambiar nuestra manera de criar a nuestros peques por la presión social. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s