Ya somos uno más

Ya somos uno más

Después de cinco días de retraso el pequeñajo se decidió a salir el pasado domingo 9 de noviembre. Pese a que nos habían dicho que era pequeñito, gracias al reposo del último mes y a las proteínas, ha pesado nada más y nada menos que 3,500 kg. Yo todavía estoy que no me lo creo.

De momento todo está resultando muy fácil. Estábamos preparados para enfrentarnos a los celos, el insomnio, el cansancio, las prisas, las grietas en los pezones, los puntos dolorosos… y resulta que todo va sobre ruedas.

El peque mayor está encantado con su hermano. Quiere cogerlo a todas horas, le da besos constantemente y quiere que esté siempre en la misma habitación en la que está él. Espera pacientemente su turno para que le coja en brazos si ve que el pequeñajo está mamando y si no, se conforma con los brazos de su padre.

Lo pasó mal los días que estuve en el hospital. Quería que nos fuéramos los cuatro a casa. La primera noche durmió con mis padres, y le costó mucho dormirse y me llamaba, así que la segunda noche mi marido se fue a casa con él y mi madre se quedó conmigo. En la guardería el lunes y el martes estuvo chinchoso pero en cuanto nos dieron el alta volvió a estar como siempre, la mar de contento.

En el hospital estuvimos muy relajados. Muchas gracias a nuestra familia y amigos por entender que esos días necesitábamos tranquilidad y haber esperado un poco más para conocer al nuevo miembro de la familia.

El pequeñajo parece ser más tranquilo y dormilón que su hermano, las primeras noches hemos dormido genial, llevamos unos días con cólicos aunque nada del otro mundo. Igual que el peque mayor es un bebé que no llora nada de nada.

Con el pecho mucho mejor que con el primero, se engancha muy bien desde el principio, pero cuando me subió la leche le pasó lo mismo que al mayor, el pecho derecho le costaba engancharlo y me dolía cuando empezaba a mamar. Al parecer se me hinchan muchísimo cuando me sube la leche, y la comadrona me dijo enseguida que tenía que vaciármelos un par de veces al día bajo la ducha porque si no iba a coger otra mastitis. Le hice caso de inmediato y sorprendentemente dejó de dolerme el pecho cuando el pequeñajo se enganchaba, fue casi instantáneo. Con el mayor también tuve que hacerlo pero no me dejó de doler porque tenía los pezones llenos de grietas. Puede que influyera el hecho de que el mayor tenía un poco de frenillo sublingual, y que le detectaron y cortaron con 5 meses, no lo sé, el caso es que por si acaso me he asegurado de que el pequeñajo no tiene el frenillo corto.

En cuanto a los puntos, no me hicieron episiotomía pero en el parto tuve un desgarro, así que no me he librado de ellos, pero no tiene nada que ver una episio con un desgarro pequeño, sólo me molestaron los primeros cuatro días.

Y si lo que os interesa es la historia del parto tendréis que esperaros al siguiente post dónde os contaré mis dos partos, sólo os avanzaré que el segundo fue mejor que el primero, que fue muy rápido y sin epidural.

Cuando digo todo esto, lo bien que nos va, hay gente que parece que quiera bajarme de la nube a bastonazos con comentarios como: “Ui, te va bien de momento, ya verás luego” o “Los segundos son peores que los primeros, así que es bueno sólo ahora porque es muy pequeño”. Soy consciente de que las cosas no son de color de rosa eternamente, pero me considero una persona optimista y no creo que haya que ser melodramático. No soy idiota, tampoco soy primeriza, sé que los niños cambian, que mi hijo mayor tendrá celos en algún momento, que habrá días malos o difíciles, que es más cansado tener dos que uno, pero no me agobio por eso, son cosas inherentes a la maternidad. Tampoco estoy de acuerdo con que el segundo tiene que ser por fuerza peor que el primero. Es lógico que se espabile antes porque tiene al mayor como referencia pero ¿qué relación tiene nacer segundo para, por ejemplo, ser peor para dormir o comer?

Espero que la buena racha dure pero la semana que viene tendré que apañarme sin mi marido porque se le acaba la baja de paternidad, y ahí veré de verdad cómo es esto de levantarse preparar a dos peques y a una misma, y salir escopeteada para la guarde.

Anuncios

16 comentarios en “Ya somos uno más

  1. Enhorabuena!!!!!!!!!!!!!!!! me alegro mucho q vaya tan bien!!! la gente que diga lo que quiera, yo lo viví exactamente igual. El mayor no tuvo celos ni el primer día, y no los tiene a día de hoy. Me libré de la episiotomía y el postparto no tuvo nada q ver con el primero. El parto fue muy rápido, llegué de 8 cm y no dio tiempo a epidural (creo q es para lo único q no estaba preparada mentalmente,jeje) Y si Alfonso dormía del tirón a los 4 meses, Rafa a los tres ya lo hacía… El segundo es más espabilado pero no necesariamente da más guerra, y menos de bebé, luego más mayor lleva otro ritmo…Y yo, sinceramente, no estuve agobiada con dos peques, he empezado a estarlo hace unos meses pero porque ya los dos juegan a lo bestia. Y sinceramante, con el tercero confío en que sea aún mejor! Así que a disfrutarlo!!!

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Muchas gracias! Pues qué bien tus peques, si es que no tiene tanto que ver como sean ellos si no como te lo tomes tú, porque a mi peque mayor por ejemplo, siempre le ha costado mucho dormir y no nos hemos agobiado nunca en exceso porque sencillamente aceptamos que él es así y que poco a poco le iría costando menos y aunque le sigue costando dormirse no es igual que antes y ahora duerme del tirón toda la noche. Qué poquito te queda para conocer a tu nuevo peque!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Enhorabuena!!! Me alegra que todo esté yendo tan bien!!! A disfrutarlo!!! Y sobretodo, a no hacer caso a esos avisos malignos y agoreros… ¿Cómo le gusta a la gente ver sufrir a alguien no? ¿No pueden alegrarse de que vaya bien y punto? Hay cosas que nunca entenderé…
    Qué bien que los celos no hayan aparecido, una tranquilidad más!!! Un beso!!!

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Muchas gracias! No sé que le pasa a la gente que es tan fatalista con la maternidad. Si eres negativo todo se te hará un mundo, si te lo tomas con alegría y positivismo, no le sacarás defectos a tus hijos si no particularidades. El mismo niño puede ser activo, enérgico, hablador, efusivo… y visto por otra persona malo, trasto, agotador y pesado. Veamos los aspectos positivos de nuestros peques que tienen muchos. Un beso!

      Le gusta a 1 persona

  3. enhorabuenaaa!!!! qué gracia que hayamos parido en el mismo día! vaya día! jajajaja!
    este post me resulta tan familiar… casi casi todo igual! El miércoles empieza el pater a trabajar y tengo pánico a salir de casa con dos! jajajaja! lo conseguiremoooos! besotes guapa

    Me gusta

  4. Oooooleeeee!!! Muchas felicidades!
    Qué bien que todo haya ido bien y estéis tan contentos! 😀
    Y que suerte que no te duela ya el pecho pq yo recuerdo una tortura… ¡pff! ¡Qué se le va a hacer!
    El tema del hospital con el hermano mayor es algo que hace tiempo me preocupa un poquito. No entiendo porque no se pueden quedar los hermanos con la familia ¡es cruel! Por suerte es poquito tiempo y ahora lo que cuenta es que estáis juntos para disfrutar de este momento
    Un beso muy grande!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s